miércoles, noviembre 08, 2006

Video del Perú en pantalla

lunes, noviembre 06, 2006

Señor Presidente Alan García Pérez

(texto integro leído durante la conferencia de prensa)

Lima, 6 de Noviembre del 2006

1. Señor Presidente: Estamos viviendo una de las mejores etapas en la historia del cine peruano. Hasta ahora el cine peruano nunca había alcanzado la proyección internacional de la que ha gozado en los últimos cuatro años. Hemos estado presentes en los cuatro festivales más importantes del mundo: Cannes, Venecia, Berlín, y San Sebastián. El Festival de Cannes, incluso, dedicó a nuestro cine una sección especial el año 2005, y desde hace dos años se realiza un festival anual exclusivamente dedicado a nuestro cine en Paris. El mundo ha puesto sus ojos en nuestro cine. Lo hemos logrado con un mínimo apoyo del estado y el esfuerzo personal de los involucrados. Pero para tener vigencia y continuidad, necesitamos producir con más altos niveles de calidad. Y para eso, es indispensable que el Estado Peruano cumpla la ley.

2. Señor Presidente: Los últimos cuatro años, hemos ganado alrededor de 150 premios internacionales y vendido nuestras producciones a más de 20 países. Se han estrenado alrededor de treinta películas nacionales, de las cuales más de la mitad han sido óperas primas, y casi la mitad producciones de provincia. Hemos realizado el primer largometraje en animación 3D de Latinoamérica, y producido cientos de cortos y documentales, que han conseguido reconocimientos en todo el mundo. En los años 2005 y 2006, directores peruanos han ganado el Oscar Estudiantil en Hollywood. Para que la presencia de las producciones peruanas se consolide en el mercado internacional, es urgente que el Estado Peruano cumpla la ley.

3. Señor Presidente: Se realizan anualmente en el Perú, más de 10 festivales de cine, en Lima, Trujillo, Chiclayo, Arequipa, Cuzco, Puno, Cajamarca y Huancayo. El Festival de Cine de Lima se ha convertido los últimos años en punto clave de encuentro para los latinoamericanos. Para el final de este año 2006, se habrán estrenado en el país 10 películas nacionales. Buena parte de todos estos logros se deben al surgimiento de una nueva generación talentosa y perseverante, a un fenómeno inédito en provincias, y a la continuidad de nuestros cineastas mayores. Sin embargo, esto que se vislumbra como el boom del cine peruano, corre el riesgo de quedar truncado si el Estado Peruano sigue incumpliendo con la ley de cine.

4. Señor Presidente: No existe país en la región que no invierta en su cine. Recientemente, países como Venezuela, Ecuador y Colombia, han promulgado y cumplen leyes de promoción a su cinematografía, gracias a lo cual han multiplicado su producción, generando miles de puestos de trabajo y millones de ingresos para sus industrias. Los peruanos también tenemos una ley de cine que establece la inversión de 7 millones de soles anuales para la producción de 6 largometrajes y 48 cortometrajes. Sin embargo, desde su creación hace más de 10 años, el Estado nunca la ha cumplido, y sólo ha otorgado el 15% de lo debido. El cine peruano ha dejado de recibir alrededor de 60 millones de soles, dinero con el cual se hubieran podido producir 50 películas y más de 500 cortometrajes.

5. Señor Presidente: Si el estado cumpliera la ley…Se pondría en marcha una gran maquinaria económica que generaría miles de puestos de trabajo tanto para actores y técnicos como para vestuaristas, carpinteros, choferes y, en general, para todas las redes de servicios que son necesarias para hacer una película. Además, el estado, al apoyar a las medianas y pequeñas empresas que están involucradas en la actividad cinematográfica, impulsaría la economía nacional y sería directamente beneficiado con la recaudación de impuestos y generación de puestos de trabajo.

6. Señor Presidente: Si el estado cumpliera la ley....Tendríamos la oportunidad de construir y filmar las distintas imágenes de nuestra compleja idiosincrasia. En un país como el Perú, signado por el desconocimiento y el menosprecio del “otro”, el cine contribuye a mostrar nuestra pluralidad y diversidad. El cine articula un país hacia adentro, y lo integra, formando una base para su desarrollo. El cine hace visible aquellas historias que de otra manera no conoceríamos. Más cine significaría más oportunidades para descubrir nuevos talentos, nuevas miradas y superar todos los logros hasta ahora conseguidos.

7. Señor Presidente: Si el estado cumpliera la ley…Tendríamos en el cine al mejor embajador y la mejor ventana hacia el exterior de las imágenes y locaciones de nuestro país. De esa forma, el cine peruano ayudaría a colocar a nuestra patria en el imaginario internacional de los destinos posibles y contribuiríamos a fortalecer la actividad turística que genera importantes ingresos al país. En un país con intenciones de proyectarse hacia el extranjero, no existe en el mundo moderno un arma más efectiva e impactante que el cine.

8. Señor Presidente: Si el estado cumpliera la ley…Las películas peruanas tendrían el capital inicial suficiente para atraer a productores internacionales que invertirían en nuestro país y nuestro cine con mayor seguridad. Hoy en día, la coproducción es la única vía posible que tiene el cine latinoamericano para hacer frente al competitivo mercado global.

9. Señor Presidente: El contexto está dado para que el Estado, con visión de futuro y en estricto cumplimiento de la ley, asigne al sector audiovisual el presupuesto completo del año 2007 a fin de que este pujante cine peruano se convierta en una próspera industria que pueda explotar sus posibilidades artísticas y aporte a la economía nacional como fuente de inversión y empleo. El Perú no puede darse el lujo de perder nuevamente todo lo que se ha perdido estos últimos 10 años. Los peruanos no podemos darnos el lujo de dejar pasar esta oportunidad. Esto no puede continuar. Ya es hora de que el Estado cumpla con la ley de cine, y pongamos al Perú en Pantalla.

10. Señor Presidente: esperamos que usted ponga fin al sistemático incumplimiento de la ley que impide la definitiva consolidación del cine peruano.

Foto Programa Cuarto Poder